Saltar al contenido
Trámites y Ayudas México

Tipos de contrato laboral en México

Muchas personas en México se encontraban inmersas en una relación laboral que no los protegía ni amparaba, pues esta se iniciaba de forma verbal. A raíz de ello el gobierno mexicano aprobó una reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) en noviembre de 2012. En esta ley se establece la obligación de formalizar las relaciones de trabajo al tiempo que se regulan los tipos de contrato laboral que se pueden suscribir entre patrones y trabajadores.

Tanto la Ley Federal del Trabajo como la Constitución Política mexicana consagran el derecho al trabajo de todas las personas. De esta forma los mexicanos cuentan con derechos y garantías que los protegen en las relaciones laborales con sus empleadores.

Para conocer más sobre este tema relativo a los derechos laborales, manténgase atento. En este material le decimos qué es un contrato de trabajo, cuáles son los tipos de contrato laboral que usted puede suscribir así como aquellos que están prohibidos por ley.

¿Qué es un contrato de trabajo?

Por contrato de trabajo se entiende el documento que es firmado entre el empleador y el trabajador como constancia de su relación laboral. A través de este se adquieren derechos y obligaciones por ambas partes que deben ser cumplidas a cabalidad. Los contratos de trabajo pueden ser individuales o colectivos.

El contrato de trabajo individual es aquel mediante el que un trabajador asume el compromiso de trabajar para un empleador, bajo dependencia y subordinación de este. A su vez el empleador asume la obligación de remunerar las tareas realizadas por el empleado. Sin embargo, un contrato colectivo de trabajo es el convenio que se establece entre uno o más empleadores con uno o más sindicatos, para fijar determinadas condiciones que deben respetarse en las relaciones laborales.

Para que un contrato de trabajo sea válido, debe contener una serie de condiciones. Estas son reguladas en el artículo 25 de la LFT en México y se resumen en los siguientes aspectos:

  1. Constar por escrito.
  2. Contener los datos del trabajador:
  1. Delimitar lostipos de contrato laboral que se establece.
  2. Los servicios o actividades a realizar por el trabajador en virtud del contrato de trabajo. Estos deben determinarse con la mayor precisión y claridad posible a fin de evitar confusiones entre las partes.
  3. El lugar o los lugares donde debe realizarse el trabajo.
  4. Duración de la jornada.
  5. Cuantía a pagar por concepto de salario y forma en que se realizará el pago.
  6. Día y lugar en que se pagará el salario.
  7. Otras condiciones de trabajo necesarias como: días de descanso, vacaciones, etc.

Tipos de contratos de trabajo

El artículo 35 de la LFT regula los diferentes tipos de contrato laboral a suscribir en México. En virtud de dicho precepto legal, estos pueden variar de acuerdo a la duración de las relaciones establecidas entre patrón y empleado. En virtud de ello la propia norma estipula que a falta de cláusulas expresas sobre el tiempo de la relación laboral, se entenderá que se ha establecido por tiempo indeterminado.

Con el objetivo de que usted conozca los diferentes tipos de contrato de trabajo que puede suscribir con su empleador, le dejamos un resumen breve sobre ellos.

Contrato por tiempo determinado

El contrato por tiempo determinado se encuentra regulado en el artículo 37 de la LFT. En ella se establece que únicamente este tipo de contrato puede suscribirse cuando:

  • Lo exige la naturaleza del trabajo a realizar.
  • Se vaya a sustituir un trabajador de forma temporal.
  • Para relaciones de trabajo que incluye la explotación o restauración de minas.

En este tipo de contrato laboral se debe señalar de manera clara y expresa la naturaleza del trabajo a realizar por el empleado contratado. También debe hacerse constar el tiempo de duración pues este tipo de contrato sólo concluye al vencimiento de la causa que le dio origen.

Contrato de trabajo por tiempo indeterminado

Se conoce como aquella relación laboral que se establece por tiempo indeterminado o en la que no se define el plazo de duración. Generalmente este tipo de contrato se suscribe por un término que excede los 180 días. Los contratos indeterminados se distinguen del resto porque a raíz de ello se puede establecer un período de prueba que no exceda los 30 días. Aunque en el caso de los trabajadores para puestos gerenciales y otros relacionados con la dirección o administración del negocio, este periodo puede ampliarse a 180 días.

Otro elemento que caracteriza esta modalidad de contrato laboral, es la posibilidad de pactar una capacitación inicial por un período que no exceda los 3 meses Es decir, mediante esta fórmula el trabajador presta sus servicios con el objetivo de obtener las habilidades necesarias para desarrollar la actividad.

OJO, esto no quiere decir que se puedan dar de forma simultánea los tres tipos de contrato.

Contratos de trabajo con periodo de prueba

Los contratos para período de prueba son aquellos que se suscriben con la finalidad de verificar si el empleado cumple con los requisitos y habilidades para desempeñarse en el puesto solicitado. Estos no deben concertarse por un periodo que exceda los 30 días, a excepción de los trabajadores destinados a puestos de dirección o administración que podrá ser por 180 días. Durante el periodo de prueba el trabajador tiene derecho a disfrutar de un salario, de las garantías de seguridad social así como de todas las prestaciones del puesto que desempeñe.

Si concluido el período pactado, el trabajador no acredita cumplir con los requisitos y habilidades necesarias para desarrollar la actividad, se finaliza el contrato. Pero si vencido el término persiste la relación laboral, ésta se considera por tiempo indeterminado.

Contrato por Capacitación Inicial

Según las regulaciones legales, se considera que existe una relación laboral de capacitación inicial cuando el trabajador se obliga a prestar sus servicios bajo la dirección y mando del empleador, con el objetivo de adquirir los conocimientos para desempeñar el cargo al que aspira. La duración máxima de este contrato no pude exceder los 3 meses, excepto cuando se trata de trabajadores para puestos gerenciales o de administración, pudiendo ampliarse el término hasta 6 meses. 

Durante este tiempo el trabajador tiene derecho a disfrutar de un salario, de las garantías de seguridad social así como de todas las prestaciones del puesto que desempeñe. Si finalizada la capacitación inicial el trabajador no acredita las competencias necesarias para el puesto de trabajo, se da por concluida la relación laboral. Sin embargo, si concluido el término acordado entre las partes la relación continua, se entenderá que se ha iniciado una relación por tiempo indeterminado.

Contrato por relación de trabajo por temporada

Se entiende como tal aquellos contratos de trabajo por tiempo indeterminado en lo que se pacta el desarrollo de:

  • Labores discontinuas.
  • Actividades de temporada.
  • Aquellas en las que no se exija prestar servicios toda la semana, mes o año.

IMPORTANTE, ello no quiere decir que se vulneran los derechos del trabajador. Por el contrario, los trabajadores que se encuentran inmersos en estos tipos de contrato laboral, tienen los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores por tiempo indeterminado. En ningún caso los trabajadores de temporada están obligados a laborar por más de un año con el empleador que los ha contratado.

Contrataciones no permitidas

Así como la ley prevé los tipos de contratos que se pueden suscribir entre patrón y empleado, también regula aquellos contratos que no pueden ser utilizados en una relación laboral. De violar los preceptos legales que a ello se refieren usted puede ser sancionado. Con el objetivo de que conozca las contrataciones prohibidas y evite incurrir en ilegalidades, le decimos las situaciones penadas por ley:

  1. Contratación por aprendizaje: contrato mediante el cual el trabajador recibe una enseñanza a cambio de una retribución inferior al salario mínimo establecido en el país. Este tipo de contrato se suprime por considerarse una forma de explotación del hombre.
  2. Contratación de menores de 15 años de edad: Según los postulados de la Constitución mexicana y de la Ley Federal del Trabajo, la edad mínima para trabajar es de 15 años cumplidos. Por tanto se considera ilegal y penada toda relación laboral que se establezca con menores de 15 años. A esta edad la persona no se ha desarrollado lo suficiente ni física ni mentalmente.
  3. Contratación verbal: Todos los contratos que amparen una relación laboral deben hacerse constar por escrito estableciendo todos los derechos y obligaciones de las partes, tal como exige la LFT. Por tanto, no es válida ni legal aquella relación laboral que se acuerde de forma verbal.

Si usted quiere comenzar una relación laboral, ya sea como empelado o patrón, debe tener presente que necesita elaborar un contrato de trabajo. Para ello debe tener la asesoría de un experto en el tema quien le ayudará a conocer y reflejar las particularidades exigidas según los tipos de contrato laboral que se traten. Recuerde que si incurre en alguno de los contratos de trabajo no permitidos por la ley, será objeto de sanción por las autoridades competentes.

En caso de que se encuentre sin trabajo puede consultar Ayuda por desempleo: así funciona el subsidio, donde le decimos todo lo que puede hacer en estos casos.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar